El 25 de mayo de 1961 el presidente de los Estados Unidos de Norte América, John F. Keneddy pronunció un discurso histórico ante el Congreso que marcó el inicio del proyecto que llevaría al hombre a la Luna. El objetivo era claro, colocar a un hombre en la luna antes de que terminará la década de los 60 y regresarlo a salvo a la Tierra.

Una gran victoria para Estados Unidos en la carrera espacial, pero en sí, fue una gran victoria para la humanidad, un ejemplo de que los límites están ahí para ser superados. Hoy en día cuando se habla de que en los próximos años los humanos llegarán a Marte y nos convertiremos en una especie interplanetaria, es buen momento para recordar que fue el acontecimiento de la llegada del hombre a la Luna y su regreso a la Tierra para contarlo, lo que abrió la puerta al ser humano para un día colonizar otros mundos.

¡Suscríbete a Espacio RONIN!
No te pierdas nuestra selección mensual con los mejores artículos.