Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/ronineducacion.com/public_html/espacio/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5560

A pesar de que el viernes no estuve pegado a mi computadora como lo hago todos los días, apenas revisé mi Facebook y me enteré de los lamentables hechos sucedidos en Paris. La gravedad de la noticia recorrió todo el mundo en cuestión de minutos, Francia se puso en estado de emergencia nacional y empresas tecnológicas como AirBnB, Facebook, Google, Skype, Twitter y Uber se pusieron en modo “Respuesta a Desastres”.

Tecnología en atentados Paris

AirBnB, que es una compañía que permite a cualquier persona ofrecer un espacio de su casa o departamento para rentarlo a un precio económico a otras personas de la red, contacto a todos los anfitriones en Paris para preguntarles si podían alojar a las personas que estaban atrapadas en la ciudad. Facebook, que además de activar la opción que fue muy criticada para que en tu foto de perfil se coloque la bandera de Francia, también activo el servicio para que los franceses alertaran a sus amigos de que estaban a salvo. Google ofrece llamadas gratis a Paris a través de Hangouts, al igual que Skype, Verizon y Sprint.

Facebook atentados en Francia

Uber también recibió algunas críticas, pues en redes sociales se comentó que a raíz de que la demanda de autos aumentó, los precios se elevaron. Sin embargo hoy se sabe que Uber desactivo esta funcionalidad desde el fin de semana y a pesar de la alta demanda, no hay aumento en las tarifas.

Twitter ayudó a las personas a encontrar un lugar para quedarse con el hashtag #PorteOuverte, algo así como “Puerta Abierta”.

Estas empresas de tecnología hicieron lo que muchos pequeños negocios y personas harían en un momento de emergencia, es decir, tendieron su mano para dar ayuda. Pero los acontecimientos del viernes muestran cómo la industria de la tecnología está en una posición única para hacerlo con mayor rapidez y destreza debido a la naturaleza de sus servicios.

AirBnB y Twitter proporcionaron refugio de manera eficiente, permitieron a los usuarios abrir las puertas de su hogar a quien lo necesitaba, algo que tal vez no hubiera podido darse si no existieran estos servicios. Facebook les aviso a los amigos si se encontraban a salvo. Google y Skype permitió a sus seres queridos hablar inmediatamente. Uber ayudó a la gente a llegar a donde tenía que ir.

AirBnB en Paris

La mayoría de estos servicios no son nuevos e incluso habían sido probados antes en el huracán Sandy o en terremotos.

Podríamos decir: ¡bendita tecnología! Sin embargo, como menciona Cat Zakrzewski, autor de un artículo en Tech Crunch de donde se toma la información para este artículo: “La advertencia es que las mismas tecnologías que permiten coordinarse a los sobrevivientes de un ataque son algunas de las mismas herramientas abusadas por grupos terroristas. Las mismas redes que ayudan al mundo a mostrar su solidaridad con Francia son las mismas que ISIS, el grupo que se ha atribuido la responsabilidad de los ataques, usa para reclutar y conspirar”.

Sobre el autor: Omar García

Espacio RONIN

¡Suscríbete a Espacio RONIN!
No te pierdas nuestra selección mensual con los mejores artículos.