Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/ronineducacion.com/public_html/espacio/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5560

En “Grandes Héroes” (Big Hero 6), la última película animada en 3D de Disney, el héroe principal es un robot, pero no es el típico robot de metal, grande, rígido y pesado que estamos acostumbrados a ver, esta vez Disney fue más allá y creó un robot blando, ligero, e incluso abrazable llamado Baymax.

Lo importante de este personaje es que no es por completo una fantasía como muchos pudiéramos pensar, si no que está basado en un proyecto de investigación real desarrollado por la Universidad de Carnegie Mellon.

Todo comenzó cuando Don Hall co-director de la película después de visitar varios laboratorios en busca de una idea llegó al laboratorio de la Universidad Carnegie Mellon y se encontró con la demostración de un brazo robótico blando e inflable que lo dejó impresionado y que le dio la pauta para crear a Baymax.

Y es que en la actualidad los grandes robots tienen una apariencia más bien rudimentaria y los asociamos con trabajos industriales y de alto riesgo, por eso Disney quiso hacer algo diferente y diseñó a Baymax cuyo primer rol en la película es ser un asistente del hogar y cuidar de sus amigos aunque después se transforma en un guerrero.

La idea del personaje de Disney y del brazo robótico de la Universidad es crear robots asistenciales que sean más útiles para la convivencia con humanos porque aunque ya se han logrado avances como lo vimos con Aiko Chihira la realidad es que estos robots siguen siendo muy rígidos y pocos de nosotros dejaríamos por ejemplo que nos dieran un baño de esponja si estuviéramos enfermos, mas sin en cambio con robots como Baymax nos sentiríamos más seguros pues sabríamos que no nos puede lastimar porque es un robot suave y abrazable.

Esponja

Los robots convencionales pueden utilizar engranajes y pistones para mover sus pesadas extremidades pero los creados en el laboratorio del Dr. Atkeson pueden utilizar la presión del aire o músculos artificiales ligeros cubiertos por materiales inflables suaves que no lastimen a los seres humanos.

Este nuevo concepto ha causado mucha emoción y euforia en muchos investigadores al grado de que robots reales, como el Atlas del Darpa Robotic Challenge, le han puesto ya un traje inflable y lo han hecho caminar llevando el traje puesto.

Y aunque como lo dice el Dr. Atkeson, todavía hay un largo camino que recorrer para llegar a tener un Baymax en casa, lo cierto es que esta película dará pauta a más investigaciones que apunten a crear robots de este tipo.

Sobre el autor: Antonio García

Espacio RONIN

¡Suscríbete a Espacio RONIN!
No te pierdas nuestra selección mensual con los mejores artículos.