El pasado fin de semana vivimos una experiencia muy especial, por primera vez nos tocó impartir uno de nuestros talleres para un grupo de puras niñas.

A lo largo de los ya casi cuatro años de RONIN Educación hemos desarrollado una gran variedad de cursos y talleres relacionados con la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM por sus siglas en inglés). Desafortunadamente hemos visto cómo la participación de las niñas en este tipo de cursos es muy baja, de acuerdo a los registros que tenemos, menos del 10% de los alumnos que han tomado nuestros cursos son niñas.

Taller en Gemalto de Niñas

A pesar de que hemos hecho esfuerzos para acercar a más niñas, por ejemplo dándoles un descuento en nuestros cursos de verano o escribiendo en este blog artículos sobre la importancia del rol de la mujer en la ciencia y tecnología, no hemos logrado equilibrar la cantidad de niñas y niños en nuestros cursos. Por eso cuando nos hablaron de Gemalto para platicarnos del evento que estaban organizando con el objetivo de despertar en las niñas la curiosidad por la ciencia, tecnología y la programación, nos interesó desde un principio y queríamos participar con ellos.

Role Models Gemalto

Gemalto es una empresa internacional de tecnología y seguridad digital, la cual se ha comprometido con la equidad de género. Afortunadamente tuvimos la oportunidad de trabajar con ellos el pasado fin de semana en una de sus plantas en Cuernavaca en el estado de Morelos.

Por medio de nuestro taller: “Súper chica: Empoderamiento a través de la programación, la ciencia y la tecnología”, las 18 niñas que participaron lograron aprender qué es la programación, programaron un robot, conocieron ejemplos de mujeres que han destacado en la ciencia, tecnología y programación, e incluso pusieron a bailar a sus papás por medio de instrucciones de programación.

Pero hubo una actividad que resultó particularmente especial. Con el objetivo de que las niñas del taller experimentaran lo que es trabajar en un proyecto, descubrieran la importancia de trabajar en equipo, generar ideas y comunicarlas adecuadamente, realizaron una actividad por equipos en donde ellas plantearon un problema que les gustaría resolver, después generaron ideas de posibles soluciones y más tarde mediante un algoritmo, describieron paso por paso cómo es que funcionaría su solución.

Con estas actividades comprobamos una vez más como los niños, en este caso nuestras niñas del curso, tienen una confianza asombrosa en su imaginación, confianza que mientras vamos creciendo, muchos de nosotros perdemos. Las ideas que generaron por equipos fueron:

• Una cama capaz de arreglar las cobijas de manera automática todas las mañanas. Para aquellas personas que no tienen tiempo de hacerlo les puede ser muy útil.

• Pensando en la contaminación, uno de los equipos planteó la idea de crear un robot que recolecte la basura y descontamine el aire.

• Un closet tecnológico, para aquellas personas que por las mañanas no saben que ponerse. Mediante una serie de preguntas que le debes contestar a este closet, sabrá que ropa recomendarte, incluso te recomendará ropa de acuerdo a tu estado de ánimo o al clima del día.

• Partiendo del problema del cáncer de mama, uno de los equipos desarrolló la idea de crear un espejo que sea capaz de detectar tu estado de salud. El espejo contará con un escáner de rayos x a través del cual les avisará a las mujeres si ha detectado algún problema de salud.

Ideas Gemalto

Seguramente ustedes al leer esto, les pasa lo mismo que nos sucedió a los que escuchábamos estas ideas, quedamos sorprendidos del ingenio que las niñas tienen.

Esperamos que esta experiencia de generar ideas sea solo el inicio para estas niñas y que hayamos sembrado en ellas la curiosidad para involucrarse en proyectos de ciencia, tecnología y programación. Y por qué no, quizá en unos años más adelante, una de estas niñas lleve a la realidad alguna de estas ideas.

Sobre el autor: Omar García

¡Suscríbete a Espacio RONIN!
No te pierdas nuestra selección mensual con los mejores artículos.